Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Un buen ejemplo a seguir

10 Abril 2011, 00:46am

Publicado por Católico Intransigente

   Los sacerdotes fundadores del Instituto Mater Bonii Consilii hicieron en mayo de 1987 esta retractación pública debido a los difusión pública de doctrinas erróneas concernientes a la fe o a la moral, enseñadas precedentemente cuando formaban parte de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X:

 

DISCULPA PÚBLICA

 

   por haber enseñado, o al menos dejado implícitamente creer como conformes a la verdad, durante el período de 1982-1985, cuando pertenecían a la Fraternidad San Pio X, los errores siguientes:

 

   1) El Pontífice Romano goza de la infalibilidad solamente cuando enseña "ex cathedra" (es decir, cuando define dogmas).

 

   2) El Magisterio Ordinario y Universal de la Iglesia  no es infalible.

 

   3) El "Concilio Vaticano II", siendo pastoral y no dogmático, no puede ser infalible.

 

   4) Es legítimo y es un deber desobedecer ordinariamente a la enseñanza doctrinal, moral y litúrgica de la Autoridad legítima (Papa y Obispos), reconociendo al mismo tiempo a dicha Autoridad, todos los poderes que le son propios según la Divina Constitución de la Iglesia.

 

   5) Es posible que la Autoridad legítima (el Pontífice romano) promulgue e imponga a la Iglesia Universal leyes (rito de la Misa, Sacramentos, Código de Derecho Canónico) que contengan errores, herejías, o leyes simplemente nocivas al bien de las almas.

 

   6) Es posible que un auténtico Pontífice romano, verdadero Vicario de Jesucristo, sea al mismo tiempo cismático, apóstata, en ruptura con la Tradición y que sus actos sean considerados como nulos.

 

   Las presentes declaraciones erróneas hieren mortalmente al dogma católico concerniente a la divina constitución de la Iglesia, su Magisterio, la infalibilidad de la Iglesia y del Pontífice Romano.

 

   Quienes firman la presente "Disculpa pública" piden perdón y oraciones a todos aquellos que pudieron haber sido escandalizados, asegurando que, con la ayuda de Dios, errores tan graves como estos, no serán nunca más enseñados. 

Comentar este post